Mothers Hold Hunger Strike to Demand the Return of their Kidnapped Children

Date: 2008-05-03

English translation from http://www.libertadlatina.org/Crisis_Adoptions.htm

Four Guatemalan mothers whose babies were kidnapped to be sold in foreign adoption are continuing a hunger strike in front of the National Palace of Culture. The women started the protest on April 28th.

Norma Cruz, director of the Survivors Foundation, which assist women victims of violence, stated that representatives of the National Council on Adoptions, and the federal Attorney General's office have expressed interest in assisting the families.

Nonetheless, Cruz lamented, we don't see real, concrete action, and the investigation has not brought-about any positive results.

The mothers have vowed to continue their protest until there are clear signs that authorities are taking these cases seriously.

Raquel Par, an indigenous woman of the Kakchiquel Mayan ethnic group, told of how on April 4, 2006, her daughter, Heidi Saraí Batz, was drugged and then kidnapped by a woman in the Villa Hermosa neighborhood on the south side of Guatemala City.

Ana Escobar, another victim, related how on March 26, 2006 an armed man entered the shoe repair shop where she worked, attempted to rape her, locked her in a bathroom, and then kidnapped her 6-month-old daughter Esther Zulamitha.

Olga López, whose daughter Arlene Escarleth disappeared on November 27, 2006, and Loyda Rodríguez, mother of Angielyn Lisset Hernández, kidnapped on November 3, 2006, also discussed their tragedies.

According to Cruz, these are just four of the hundreds of cases in which young, poor and unprotected [and mostly indigenous] women become victims of organized criminal gangs whose business it is to rob children to sell to foreigners [mostly from the United States] in adoption.

Cruz: "We have denounced dozens of adoption lawyers. The authorities take this information, but they don't do much to stop these crimes."

In December of 2007, the Guatemalan Parliament adopted the Law of Adoptions, authored by the National Council on Adoptions, an organization representing diverse sectors of society.

Guatemala's government was pressured into enacting the law after the Hague Conference on Private International Law declared in July, 2007 that Guatemala was the number one source country in the world for children given in adoption, where the legality of these adoptions are not guaranteed.




Original in Spanish
Publicado el 05-03-2008
Madres que reclaman devolución de hijas robadas cumplen 5 días de huelga de hambre

GUATEMALA (EFE)
Cuatro madres guatemaltecas cuyas hijas fueron robadas para darlas en adopción en el extranjero cumplen hoy cinco días de permanecer en huelga de hambre en las afueras del Palacio Nacional de la Cultura. Las mujeres, que iniciaron esta medida el pasado 28 de abril para reclamar la devolución de sus hijas, han logrado llamar la atención de cientos de personas que al pasar por el lugar firman un libro en el que muestran su solidaridad con su lucha.

Norma Cruz, directora de la Fundación Sobrevivientes, una organización que asiste y asesora a mujeres víctimas de violencia, dijo a Efe que representantes del Consejo Nacional de Adopciones y de la Procuraduría General de la Nación se han acercado a ellas para “manifestar su interés en colaborar” con estos casos.

Sin embargo, lamentó que “todavía no se ve en la práctica, en cosas concretas, ese interés que vinieron a manifestar”, ya que hasta el momento las investigaciones que desarrolla la Fiscalía por estos hechos no arroja resultados positivos.

Las madres, que aseguran no depondrán la huelga de hambre hasta que las autoridades den claras señales de que “se toman la investigación en serio”, relataron a Efe la forma en que sus hijas les fueron arrebatadas de sus brazos.

Raquel Par, una indígena de la etnia Kakchiquel, de 42 años, explicó cómo el 4 de abril de 2006 su hija Heidi Saraí Batz fue secuestrada por una mujer que la drogó en la colonia Padros de Villa Hermosa, en el sur de la capital. Las investigaciones efectuadas por Raquel y la Fundación Sobrevivientes lograron determinar que la niña fue dada en adopción a una pareja estadounidense, que ahora la llaman Kimberly. “Yo identifiqué a la mujer que me robó a mi hija y las autoridades no me hicieron caso. Ahora ella ha huido y no sabemos nada, solo que mi hija fue adoptada y que está en los Estados Unidos”, explicó Raquel.

Ana Escobar, otra de las madres víctimas, relató, por su parte, que el 26 de marzo de 2006 un hombre con un arma de fuego entró a una zapatería en la que trabaja, intentó violarla y luego la encerró en el baño para robarle a su hija Esther Zulamitha, de seis meses.

Olga López, cuya hija Arlene Escarleth, desapareció el 27 de noviembre de 2006, y Loyda Rodríguez, madre de Angielyn Lisset Hernández, secuestrada el 3 de noviembre de 2006, también hablaron de sus tragedias.

Según Cruz, estos son solo cuatro de los cientos de casos en los que mujeres jóvenes, pobres y desprotegidas han sido víctimas de las bandas del crimen organizado que se dedican a robar niños para darlos en adopción a familias extranjeras, que en la mayoría de los casos desconocen la procedencia de los pequeños.

“Hemos denunciado a decenas de abogados que se dedican a tramitar las adopciones. Las autoridades cuentan con información, pero no hacen mucho para detener estos crímenes”, señaló Cruz.

En diciembre pasado, el Parlamento guatemalteco aprobó una Ley de Adopciones, la cual creó el Consejo Nacional de Adopciones, una entidad multisectorial que debe encargarse de garantizar la legalidad en los procesos de adopciones.

La aprobación de esa ley estuvo presionada por la Conferencia de La Haya en Derecho Internacional Privado, que en julio del año pasado denunció que Guatemala es el país “número uno” en el mundo que da niños para entregarlos en adopción, sin que se garantice la legalidad de los procesos.

0

Pound Pup Legacy